Educar hoy. Miradas perspectivas y desafíos

El carnaval, una celebración que tiene lugar inmediatamente antes de la cuaresma cristiana, se origina sin embargo en las fiestas paganas. Combina algunos elementos como disfraces coloridos, desfiles callejeros y el uso de máscaras. La moral y las buenas costumbres tienden a relajarse durante este breve período y abundan las bombitas de agua, todo lo cual ha escandalizado a cronistas, viajeros y políticos.

Fueron varios los visitantes que, de paso por Buenos Aires, se sorprendieron por el tipo de festejo y diversión que tenía lugar en los días de carnaval. En 1827, Thomas George Love, agente de firmas inglesas en Buenos Aires y funcionario del consulado británico, llamó la atención sobre lo que hoy pueden considerarse elementos precursores de las “bombitas” de agua.

Contra éstos y otros fervientes opositores al carnaval, descargó sus tintas Juan Bautista Alberdi, el gran referente de la generación del ’37, quien en 1838 llamaba a…

Ver la entrada original 925 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s